miércoles, 6 de marzo de 2013

LA MUJER TRABAJADORA y EMPRENDEDORA. INTANGIBLES VALIOSOS PARA LA EMPRESA Y LA SOCIEDAD


Como todos los años, el día 8 de marzo celebramos de nuevo el “Día Internacional de la Mujer Trabajadora”. Desde este blog  de la Fundación Internacional O’Belén, queremos felicitar a todas las mujeres que de una manera u otra emplean su tiempo trabajando, educando, cuidando, aportando, caminando, avanzando....  

A lo largo de todo este tiempo y especialmente en los últimos diez años, la incorporación de la mujer a la sociedad y al mercado laboral, ha supuesto para muchas mujeres trabajadoras un reto en el que compatibilizar su carrera profesional con su vida privada por medio de la conciliación trabajo – familia. Esto ha hecho que la mujer se tenga que reinventar  y con ello su panorama laboral, casi de forma constante.

"La creatividad y el potencial emprendedor de las mujeres son una de las fuentes de crecimiento económico y de creación de nuevos puestos de trabajo que menos se han aprovechado y que deberían desarrollarse más en Europa", afirmó el vicepresidente de la CE y responsable de Industria y Emprendimiento, Antonio Tajani. "En un momento de crisis no podemos permitirnos desaprovechar este potencial. Si tenemos más emprendedoras, capacitaremos económicamente a las mujeres y contribuiremos al desarrollo, añadió".

En Europa, solo el 34,4% de las profesionales autónomas son mujeres, lo que significa que el potencial emprendedor femenino está desaprovechado como fuente de crecimiento económico y empleo, han señalado expertos en la reciente Cumbre de la Semana Europea de las PYME, celebrada hace 4 meses. Algo que se atribuyó a las dificultades de conciliación entre las actividades privadas y profesionales.

En este sentido, se defendió la necesidad de implementar medidas específicas para ellas, ya que los actuales sistemas de apoyo a la creación de empresas no siempre están adaptados a sus necesidades.

Desde la Fundación O’ belén apoyamos estas propuestas y además consideramos que las organizaciones que tienen en plantilla a mujeres profesionales deben de potenciar la conciliación y adecuar las necesidades de tal forma que sean viables para todos, para que las mujeres permanezcan y aporten valor e intangibles en sus empresas y que el problema de compatibilizar responsabilidades no suponga el hecho de que la mujer tenga que autoemplearse o emprender.
Porque ¿a qué empresa no le gustaría sentir que su plantilla se fideliza con su organización y como devolución a esto busca las nuevas oportunidades dentro del propio trabajo?. Así, como todo, el emprendimiento también puede tener dos vertientes, desde dentro de la propia empresa y desde fuera…  ya que hacerlo por cuenta propia no es la única forma de emprender.


No hay comentarios:

Publicar un comentario